Para esta guitarra se ha partido de una guitarra nueva desmontada (tipo kit) con el cuerpo en bruto. Se decidió pintar a poro abierto, para que se sigan viendo los poros de la guitarra una vez acabada.

Tras un lijado fino, se aplican capas de pintura negra con lijado al agua entre capas para un buen acabado superficial.

Después se enmascaran las zonas que se desean conservar en negro, y se aplican capas de pintura blanca. Una vez seca la pintura, se enmascaran las partes a conservar en blanco y con similar proceso se aplican el resto de colores (amarillo, azul y rojo).

Tras retirar todas las cintas y reservas de enmascarar, queda montar y ajustar el mastil, montar todo el hardware y realizar las conexiones y soldaduras necesarias para el correcto funcionamiento de esta guitarra.